Detrich sobre la quita de subsidios al transporte: “El Gobierno nacional seguirá acompañando, no deberían registrarse subas desmedidas de tarifas”

El tramo de la autovía de la ruta nacional 12, entre Garupá y Loreto, estaría listo para el segundo semestre de 2020. Esto lo adelantó este viernes en su visita a Misiones el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y su equipo de colaboradores, durante el recorrido que hicieron por las obras en ejecución.
También habló de las tareas de remodelación del aeropuerto de Puerto Iguazú, que, estimó el funcionario nacional, estará concluido a fines de 2019. Remarcó que el total de dinero invertido para la modernización de la terminal aérea de la Ciudad de las Cataratas se acercará a los 2.200 millones de pesos.
Asimismo, Dietrich afirmó que la quita de subsidios nacionales al transporte de pasajeros no debería traer el año que viene una suba desmedida del precio del pasaje, porque en el Presupuesto nacional 2019 están previstas compensaciones para las provincias, además de un fondo extraordinario para distritos como Misiones en donde aún no se ha implementado la SUBE nacional.
Tanto desde Empresarios Unidos de Transporte (EUTA) como de Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros rechazaron los dichos del ministro, porque consideran que la quita de subsidios impactará de lleno en el engranaje económico de las empresas. Dieron un solo ejemplo: el camión de gasoil que hoy pagan 370 mil pesos, a partir del 1 de enero, sin los aportes que llegaban de Nación, tendrán que abonarlo 1.420.000 pesos.
Explicaron que todos los insumos que las transportistas de pasajeros necesitan están dolarizados. Y que la situación económica que vive el país pone a las compañías en una situación de extrema vulnerabilidad, con una inflación que roza el 45%, una marcada devaluación, tasas de interés elevadas y prácticamente inexistente financiamiento bancario.
“Van pasando los días y nadie responde quién se hará cargo de los casi mil millones de pesos que llegaban a la provincia en subsidios. Si no hay respuestas, el 1 de enero se parará el transporte, porque las empresas no van a aguantar”, dijeron desde el sector.

Entre explosiones y movimientos de suelos
Dos puntos del corredor fueron escenario de la recorrida: las inmediaciones del acceso a Loreto, y las cercanías del peaje Santa Ana. Allí, entre movimiento de suelos y detonaciones de rocas, el funcionario nacional sostuvo que la intención es “tener la ruta nacional 12, en unos años, con una autopista de primer nivel”.
“El movimiento que tiene la obra es imponente. Es algo fundamental para la provincia. Son 20 kilómetros, entre lo que venimos haciendo nosotros y lo que está construyendo la EBY. Esto es parte de un proceso que apunta a la conexión entre San Ignacio y Puerto Iguazú, de una estructura vial totalmente nueva que estamos terminando de diseñar”, señaló el ministro.
El tramo entre Garupá y Santa Ana lo está construyendo Vialidad Nacional, tiene un avance del 42%. Se trata de 13 kilómetros, que estarán concluidos en octubre de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *