Protección apícola en Misiones

Protección apícola

La Legislatura provincial trató distintos proyectos tendientes a la protección, alimentación y reconocimiento de las abejasde nuestra provincia. En primer lugar, se instituyó como«Capital provincial de la meliponicultura y de las abejas nativas (Tribu Meliponini, Hymenoptera Apidae)” a la localidad de Capioví. Asimismo, se estableció la “Fiesta Provincial de la Meliponicultura”, a celebrarse el 10 de junio de cada año en la citada localidad.

En segundo lugar, se creó el Programa Provincial de Manejo Sustentable de las Abejas nativas de tribu Meliponini (Hymenoptera, Apidae) con el fin de ordenar la producción y conservación de estas abejas. Este Programa tiene como objetivos poner de manifiesto los valores ambientales, culturales y económicos que ofrecen las Abejas Nativas para los ecosistemas de Misiones; y promover el aprovechamiento racional y sustentable de las especies de Abejas Nativas Sin Aguijón en conformidad a la LEY XVI-Nº11 de Conservación de la Fauna Silvestre, vigente en la provincia.

El tercer aspecto relativo a la cuestión fue la creación del Programa para la Protección y Alimentación de las abejas. El mismo tiene como finalidad el cultivo orgánico de la vegetación floral para alimento de las abejas nativas y domésticas, así como también la concientización para toda la sociedad de su importancia para la riqueza natural de nuestra Provincia.

Si la abeja desapareciera del planeta, al ser humano solo le quedarían 4 años de vida. La razón de esta afirmación es clara: el 80% de los cultivos europeos dependen de polinizadores como las abejas y su desaparición sería devastadora para la cadena agroalimentaria, al disminuir drásticamente la producción de cultivos vegetales. Esta realidad pone de manifiesto la importancia de la biodiversidad y la necesidad de fomentarla, especialmente en el sector agrario. Lo que se pretende mediante este programa es proteger a las abejas, dado su importancia en la permanencia de las especies, vegetales como así también animales, ya que existe un complejo sistema creado por la naturaleza encargado de equilibrar la denominada cadena trófica, en la que todos los seres vivos se hallan interconectados de alguna manera, y la supervivencia de unos depende del consumo de otros que se encuentran en eslabones más bajos. La pérdida de una especie puede suponer la posterior desaparición de otra u otras que dependan de ella para alimentarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *